IBECON, UN EJEMPLO DE IGUALDAD