TECNOLOGÍA, ¿UNA NECESIDAD BIEN UTILIZADA?